lunes, 8 de diciembre de 2014

Mainau, la Isla de las Flores.

Conocida como la Isla de las Flores, Mainau es una isla de Alemania, situada en el lago de Constanza, en la parte noroccidental, llamada lago de Überlingen (Überlinger See). Tiene 45 hectáreas y está unida por un puente a la ciudad de Constanza, perteneciendo a uno de los barrios de la ciudad.

Resulta extraño, pero debido a su temperatura y humedad, es el hogar de una extraordinaria diversidad de árboles, flores y arbustos, un verdadero paraíso de flores, impresionante para los sentidos. Su situación en el soleado sur de Alemania y protegida por la cordillera de los Alpes hace que se den las condiciones perfectas para convertirse en un jardín repleto de aves y flores. 


Tesoros de la Isla. 

Entre los tesoros y atracciones particulares que se encuentran en ella podemos encontrar.
- Árboles muy viejos, por ejemplo, la cal Viktoria, plantado por el gran duque en 1862 con motivo del nacimiento de su hija, o el árbol de pagoda extrañamente anudada, también alrededor de 150 años de antigüedad.

- La escalera italiana como una cascada de agua y flores, sus coníferas y secoyas gigantes y los jardines de frutas tropicales.


- Un arboreto, donde se cultiva más de 500 especies de árboles, 200 especies de rododendros y azalias, jardín de rosas y terrazas mediterráneas. 

- El italiano jardín de rosas, establecido en 1871 por el gran duque Federico I de Baden. De junio a agosto alrededor de 9.000 rosas de cerca de 400 variedades de flor se pueden ver aquí. 

- la Casa de las Mariposas es la mayor construcción de este tipo en Alemania con 25 tipos diferentes de mariposas procedentes de África, Asia y América del sur. Uno de los jardines más populares, es un área de 500 m cuadrados de plantas aromáticas y arbustos especialmente seleccionados para proporcionar néctar a las mariposas, donde vuelan libremente.

- Entre los pocos edificios erigidos en la isla, destacan un castillo, un restaurante y una iglesia barroca, así como la Casa de las Mariposas y un invernadero de palmeras en el que crecen 30 especies diferentes. En este invernadero conviven además papagayos, pavos y otras aves exóticas, rodeadas de cítricos propios de climas más cálidos. También existe una colección de orquídeas con más de 3.000 plantas.

Historia. 


Su historia se remonta al 3.000 a. C., fecha de la que datan los primeros restos humanos. En el año 14 a.C., los romanos ocuparon la isla y construyeron un castillo y un puerto destinado a los barcos de guerra.

Entre lo siglos IX y XIII, la isla perteneció al monasterio de Reichenau. Pasó por distintos dominios hasta que en e1928 fue heredada por la casa real sueca. El creador de este paraíso fue el gran duque Federico I de Baden, que ordenó la construcción de los jardines del castillo y plantó los primero cítricos y rosas.

En 1932, el conde sueco Gustaf Lennart Nikolaus Paul Bernadotte se instaló en la pequeña isla donde permaneció hasta su muerte en 2004. Actualmente tras ser constituida como fundación, Mainau es administrada por la viuda del conde, Sonja Bernadotte.Ahora, además de los ingresos por el turismo, la iglesia se ofrece como escenario para bodas y las instalaciones para congresos, seminarios, exposiciones y congresos. En su palacio barroco se reúnen todos los años los premiados con el Nobel.




1 comentario:

  1. Precioso lugar. Gracias por enseñarnoslo. Saludos Ana.

    ResponderEliminar